Accesos directos:

Buscador global del TAXI

Código ético

El taxista deberá desarrollar su actividad prestando atención a un protocolo de actuación con el fin de ofrecer un servicio de calidad, pero también para trabajar con unas garantías de seguridad, tanto desde el punto de vista personal como profesional.

Estos elementos que forman el decálogo profesional están relacionados con la forma de prestar el servicio, con la forma de tratar el vehículo, con la relación que se establece con el cliente, con las medidas de seguridad que se adoptan a la hora de ejercer la actividad y, obviamente, con el riguroso respeto de la normativa que regula el servicio.

¡Recuerde!

  • Antes de empezar con el servicio revise el correcto funcionamiento de los aparatos y equipamientos de su taxi (taxímetro, impresora, módulo...).
  • Dé la bienvenida y despida a su cliente, siempre con corrección. En servicio normal y con el taxi libre, debe estacionar preferentemente en las paradas.
  • Adelántese a extender el recibo del taxi impreso después de un servicio, antes de que el usuario se lo pida.
  • Recuerde que se debe transportar gratuitamente al perro lazarillo u otros perros de asistencia a personas con problemas de movilidad reducida.
  • Atienda a las peticiones de los usuarios cuando pidan poner en marcha o apagar los sistemas de climatización o poner en marcha el sistema de aire acondicionado.
  • No se podrá admitir pasaje a menos de 50 m de una parada.
  • Respete el código ético no escrito de los buenos modales, marca de identidad del taxi del área metropolitana de Barcelona.
  • Respete el turno de encochamiento de las paradas teniendo en cuenta el orden de preferencia de los usuarios.
  • Jamás avance a un compañero que esté libre. Si, sin darse cuenta, ocurre esta situación, intente desviarse o ceder el paso lo más pronto posible.
  • Apoye en todo momento a los compañeros que se encuentren en alguna dificultad.
  • Lleve encima siempre la licencia, el libro de inspección, junto con la documentación del vehículo y el recibo que garantiza el pago de la póliza del seguro de su taxi.
  • Cuide su imagen personal: el taxista acude a su puesto de trabajo y desde su taxi traslada su imagen profesional.
  • Queda prohibido prestar el servicio con camisetas o pantalones deportivos cortos o calzado que pueda suponer un problema para la seguridad vial durante la conducción.

Decálogo profesional